NAKAI HOUSE (Desierto de Utah) – ESTUDIANTES DE LA UNIVERSIDAD DE COLORADO


Viernes, 22 de marzo de 2013

Design build BLUFF es una organización sin ánimo de lucro ubicada en el sureste de Utah que trabaja con estudiantes universitarios para ayudar a los indios Navajos de la reserva. Colaborando con Design Build BLUFF durante el verano de 2011, ocho estudiantes de la Universidad de Colorado (James Anderson, David Hevesi, Hooker Zia, Hughes Courtney, Milev Milen, Minor Cam, Michelle Pollock y Young Josh.) coordinados por Rick Sommerfeld diseñaron una vivienda y durante el semestre del mismo otoño se trasladaron a Utah para su construcción.

La casa fue construida para una mujer Navajo con muy pocos recursos económicos. Con poca o ninguna experiencia en la construcción, el equipo completó la vivienda en 80 días con un presupuesto de 25.000$. El resultado final del equipo es una verdadera respuesta a las necesidades del cliente, las condiciones del entorno y el clima extremo del desierto.

Más importante aún que la finalización con éxito de este proyecto es inspirar a arquitectos jóvenes y mostrarles que con determinación, persistencia y voluntad de mejorar las condiciones de vida de la población, se pueden realizar diseños modernos que se logran con muy poco presupuesto.

Orientada en dirección norte-sur, la casa está construida entre dos viviendas existentes para así crear un patio protegido y compartido. La fachada occidental cuenta con ventanas pequeñas para proteger la vivienda de los vientos fríos en el invierno y el calor del sol en el verano. La fachada este es más abierta, pero también protegido superiormente por un gran voladizo. Los huecos se abren a ambos lados para facilitar una ventilación cruzada natural y así mantener la vivienda fresca.

En el interior, la vivienda se organiza en torno a una gran estantería donde Lorena almacena su colección de libros. La cocina se encuentra en el extremo norte, hay una sala de estar al lado de una chimenea y finalmente un espacio más privado en el extremo sur. Una cama está oculta tras la estantería, mientras que otra se encuentra en ul altillo al que se accede a través de una escalera dentro de un armario. Esta disposición no tradicional es perfecta para Lorena, que vive ella sola, pero tiene dos niños que vienen a visitarla. Los huecos y rincones de lectura crean una mayor conexión con el exterior y dan la sensación de estar al aire libre, mientras que protegen el interior. La Casa Nakai es muy práctica y explora mecanismos flexibles de espacio y no convencionales para sacar el máximo provecho de un espacio reducido.

Fuente: inhabitat

Fuente:  dezeen

Dejar un comentario

*

3 + 5 =
(Pregunta de seguridad)