ESTACIÓN INTERMODAL DE GIJÓN – JUNQUERA ARQUITECTOS


Lunes, 25 de abril de 2011

El proceso se inició en 2005 con la creación de la sociedad Gijón al Norte y la organización de un concurso restringido en el que el estudio Junquera Arquitectos se impuso a las propuestas de FOA (Alejandro Zaera y Farshid Moussavi), Un Studio (Ben Van Berkel) y el estudio de José Antonio Martínez Lapeña y Elías Torres y al que Zaha Hadid fue invitada pero no se presentó.

La futura estación intermodal se integrará en el casco urbano gracias a una cubierta con forma de «prado ondulado» que se concibe «como un jardín botánico de arbustiva asturiana». Esta estructura transitable, de 420 metros de longitud, dará continuidad al parque de Moreda e incorporará un sistema muy sofisticado de acequias para evitar filtraciones de agua en el interior de la terminal.

El arquitecto Jerónimo Junquera declara que la estación de Gijón “será una estación soterrada, pero luminosa en su interior, cuya cubierta conformará un parque, que al subir y bajar, como un prado ondulado, será agradable de pasear.” Además añadió que “La estación de Gijón será una de las estaciones más espectaculares de España, tanto por dentro como por fuera. Siempre he creído que la bondad de esta propuesta es precisamente que, cuando esté construida, se convertirá en un parque amable y atractivo de usar, que fundirá ambas márgenes y acabará con la barrera ferroviaria.”

El urbanista Javier Fombella asegura que el diseño tiene calidad y mimbres lo suficientemente originales para convertirse en «prototipo» y Vicente Díez Faixat comentó que la propuesta “está muy imbricada en su entorno, muy en diálogo con el contexto”, e hizo una comparación con otro arquitecto: “Esta no es una estación de Calatrava ni un presunto monumento, sino una cosa más discreta y coherente que cumple con los requisitos de integración con el medio planteados en el concurso de Gijón al Norte sin estridencias”.

La memoria del proyecto describe de la siguiente manera la estación: “En la zona más estrecha del ámbito, la implantación de la estación intermodal, un edificio de mas de 400 metros de longitud, reclama una estrategia ingeniosa para no reproducir una nueva barrera que impida fundir los espacios libres de la ciudad de Norte a Sur.
Se propone implantar unas plataformas ajardinadas –topografías artificiales- con distintas rasantes ascendentes que, al tiempo que definen los espacios interiores de las estaciones de tren y autobuses, funden los espacios verdes a ambos lados de la VÍA-PARQUE.
Las plataformas se modelan mediante pliegues de la rasante para obtener recorridos peatonales continuos en los que se recortan vacíos y troneras que garantizan la ventilación e iluminación natural de las estaciones de largo recorrido, cercanías y autobuses.
Con esta estrategia se construye un paisaje artificial que anula el efecto barrera de la edificación.”

La exposición sobre las actuaciones ferroviarias en Gijón se podrá ver en la Colegiata hasta el próximo 31 de mayo. Incluye 30 metros de paneles con dibujos y recreaciones, una proyección audiovisual, tres maquetas a diferentes escalas y una pantalla interactiva táctil que permite el movimiento a través de un simulador virtual del plan de vías.

Fuentes: Scalae

ARQsiteMadrid

+ imagenes