CASA DE LA MÚSICA Y AUDITORIO – ALAGUEÑA(ALICANTE) – COR&Asociados


Martes, 15 de noviembre de 2011

Algueña es un pequeño pueblo del interior de la provincia de Alicante, con una población de dos mil habitantes y una economía basada en la agricultura y la industria derivada del mármol.

La intervención se encuentra en la entrada oeste del pueblo, junto a las clásicas bodegas de vino de la zona, en un lugar límite, pero que el nuevo planeamiento va a desarrollar dejando la parcela centrada respecto al crecimiento futuro. Se propone que la reserva de suelo para zona verde se sitúe de forma colindante a la intervención, planteando un auditorio al aire libre y un jardín de fidelización ciudadana compuesto por jacarandas, que desarrolla una franja con suficiente entidad como para separar el nuevo desarrollo urbanístico del antiguo, generando, a nivel de forma urbana, una solución de continuidad adaptada, y dotando al conjunto de calidad medioambiental.

Por otra parte, en la parcela existe una construcción de los años 60, un antiguo cuartel de la Guardia Civil, que se encuentra en desuso desde hace años pero que por su tipología y fecha de construcción, posee una estructura de muros de carga en buen estado, así como una configuración en U con patio central interesante para el uso al que se quiere destinar. Es por esto, que se plantea su rehabilitación para desarrollar todo el programa.

ESTADO ANTIGUO DEL CUARTEL

ESTADO REFORMADO

“Nos piden la construcción de una edificación capaz de aglutinar todas actividades vinculadas al mundo de la música y la cultura que se desarrollan en el pueblo, así como la potenciación cultural de futuro, para ello se nos contrata para buscar una oportunidad, articularla y llevarla a cabo.

Ante esta situación, más la creación de programa extenso vinculado a la música y un coste máximo de 562.800 €, planteamos en una primera fase la rehabilitación de un antiguo Cuartel de la Guardia Civil en desuso desde los años 80, lo que nos permitía obtener una superficie de 670 m2 que solo se tenía que adecuar, y la construcción de un nuevo Auditorio de 350 m2 y 230 butacas. Y en un segunda fase, la creación de un parque con un auditorio al aire libre que será charnela entre el pueblo y su futura zona de expansión urbanística”

La construcción nueva se separa de la antigua por medio de las escaleras adaptadas, encerradas en dos urnas de vidrio iluminadas cenitalmente, que intentan fragilizar la contundencia formal del conjunto. La sala polivalente es capaz de albergar a 230 personas sentadas, se propone que las butacas sean móviles y las instalaciones sean capaces de dar salida a diferentes tipos de actos, desde un concierto a una fiesta de año nuevo, por esta razón la sala posee un almacén donde ordenar todos los elementos que hacen posible el cambio de uso.

El jardín central se proyecta para ser capaz de albergar un ensayo de la banda de música al aire libre, o cualquier tipo de acto público como una entrega de premios, etc… sin ningún elemento fijo. Además, éste se diseña de forma continua con el jardín posterior, en el cual, se propone una zona exactamente igual que el escenario de la sala polivalente capaz de albergar concierto o actos al aire libre. La intervención posee un gran potencial de uso, y se propone ‘más por menos’.

En el antiguo edificio se propone una restauración sin cambios formales. Simplemente se propone la recuperación de todos los sistemas de construcción antiguos pero en color blanco y con diferentes grados de brillo, con la intención de generar una tensión entre lo que el usuario recuerda del edificio y lo que es en la actualidad.

El uso de un recubrimiento cerámico con un acabado nacarado o irisado responde a la intención de generar un volumen vibrante en constante cambio, ya sea por cambios en la iluminación o por movimiento del observador, esta solución hace que el edificio vibre, cambiando de color, saturación, profundidad…

Desde hace muchos años la música es parte de la cultura de Algueña. Este edificio, es la oportunidad para aglutinar en un solo espacio todos las funciones que tiene desperdigadas por el núcleo urbano.

El programa parte del mundo vinculado a la música, y provocamos su deriva hacia una situación de indeterminación, vinculada al uso polivalente o no definido.

Fuente: Idarqui

COR&Asociados

PlataformaArquitectura